Mi nombre es Eva y el proyecto Embolic nace de la necesidad de dar un giro a mi vida profesional. Durante 20 años he dedicado mi vida en cuerpo y alma a mi profesion; estudié arquitectura técnica y desde  entonces he trabajado como jefa de obra en diversas empresas constructoras; he trabajado fuera de mi casa y muy lejos de ella durante mucho tiempo…en los últimos tiempos ya sentía que ni las fuerzas ni la ilusion de empezar nuevos proyectos eran los mismos que hace 20 años y no veía continuando con esta rutina en un plazo medio.

 

Así que un día se me ocurrió que si quería cambiar de profesion, qué mejor que dedicarme a algo que realmente me gustara….y mi gran pasión son las agujas. Es cierto que actué más con el corazón que con la cabeza pero era ahora o nunca.

 

Quería crear un espacio para el disfrute de los sentidos, que solo con entrar por la puerta disfrutes con la vista que ofrece el colorido de las ovillos, en el que puedas aprender distintas artes manuales, todas ellas tan gratificantes y relajantes, que puedas venir a tejer sola o en compañía en nuestro rinconcito tejeril mientras disfrutas de un café….

Siento que he hecho un sueño realidad y eso me hace tan feliz que no tiene precio.